Tercerización laboral: Principales beneficios y desafíos para las empresas

Al contratar un servicio de externalización de empleo se permite agilizar el proceso de recruiting para que las empresas puedan focalizarse 100% en el core de su negocio.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Índice

Qué es la externalización de empleo

El outsourcing consiste en la subcontratación de personal para una organización por medio de una empresa externa.  

En la actualidad, hay distintas empresas de externalización de empleo (también llamadas organizaciones de recursos humanos) que se dedican exclusivamente a ofrecer servicios de capital humano. Su función es contratar personal para realizar las actividades y tareas necesarias dentro del cliente. 

Básicamente el outsourcing es un contrato directo con una empresa en la cual se compromete a suministrar los colaboradores necesarios según las necesidades. La principal diferencia con el método tradicional de contratación es que aquí no se contratan directamente a los empleados, sino que las empresas de outsourcing son las encargadas de suplir tus necesidades laborales. 

Las empresas que brindan outsourcing solutions se dedican exclusivamente a encontrar talento y personal. Usualmente este tipo de servicio consta de las etapas de selección, reclutamiento, contratación y capacitación de personal. 

Asimismo, se dedican a identificar los mejores candidatos para cada cliente, ocupándose de encontrar el perfil con mejor compatibilidad para cada vacante. Su meta es poder garantizar el match laboral perfecto en cada caso, uniendo personas con desafíos.  

Hoy en día la opción de optar por una solución de tercerización laboral permite reducir costos, agilizar procesos de búsqueda y disminuir cargas administrativas del personal.

Externalización de empleo.

Empresas de outsourcing: Beneficios para las organizaciones

Una de las principales ventajas de las empresas de business outsourcing consiste en que colaboran a la reducción del índice de rotación de personal, ayudan a reducir y controlar los gastos de las operaciones y a incrementar la calidad de los candidatos. 

Del mismo modo, las empresas de tercerización ayudan a sus clientes a reducir costos de contratación, generar mejoras en la productividad del negocio y a transferir el riesgo a terceros.

Una de las claves en la contratación de personal tercerizado por parte de empresas de renombre es que, al tener todos sus procesos estandarizados y una gran base de datos de contactos, sumado a una vasta experiencia en el rubro, pueden encontrar rápidamente gran cantidad de perfiles afines para diversas áreas en poco tiempo.  

Otra de las principales ventajas de optar por una solución de business outsourcing es que permite a la empresa responder con rapidez ante los cambios del entorno. En este sentido, resulta interesante cómo la tercerización laboral otorga flexibilidad al negocio, ya que es posible adecuar el tamaño y costo de las operaciones a las condiciones del mercado imperantes.

En lo que respecta al tipo de industrias que más utilizan los servicios de subcontratación laboralIT figura en el top del ranking. Se estima que, en el caso de la Argentina, por año, quedan por lo menos 5.000 puestos sin cubrir, lo cual representa un desafío cada vez más grande conseguir personal capacitado para las empresas.

Dado que cada vez se requieren más perfiles técnicos y especializados es menester contar con una empresa de outsourcing IT para asegurarse de obtener los mejores candidatos en tiempo récord.

Outsourcing informático: Los desafíos en la actualidad

Se calcula que por año en Latinoamérica quedan más de 450.000 puestos vacantes en la industria del software. Las proyecciones indican que para 2025, se necesitarán más de 1.2 millones de programadores en la región.  

En la Argentina, los perfiles IT continúan siendo los más requeridos por las empresas. Actualmente, los puestos de desarrolladores, soporte técnico y scrum masters son los más buscados por las compañías argentinas. También son solicitados los roles de desarrolladores Web Full Stack, ingenieros de confiabilidad de sitios y Data Scientist, entre otros.

Al existir una alta demanda dentro del rubro IT y una oferta de candidatos que no llega a cubrir las vacantes, en el mundo de la tecnología informática se hace más necesario recurrir a los servicios de una empresa de subcontratación laboral.   

Un dato curioso para los reclutadores es que la industria del conocimiento (cuyo eje es transformar la información a conocimiento para generar valor y riqueza) representa el tercer polo exportador del país en la Argentina, detrás del rubro sojero y automotor. 

El desarrollo de software es una de las ramas que más crece en materia de generación de empleo a nivel mundial y esto es un dato que debe ser tenido en cuenta por los reclutadores.

Outsourcing informático.

Personal tercerizado: Principales desafíos de esta modalidad

La subcontratación de personal puede suponer ciertos inconvenientes para la empresa y también para los colaboradores. Una de las principales desventajas de esta modalidad de servicios aparece cuando la empresa de subcontratación no está dentro de los lineamientos establecidos por las leyes locales. 

Por eso es importe que antes de optar por contratar a una empresa especializada en captar talentos se recomienda siempre investigar el background de la compañía e identificar con qué clientes trabajó y cuáles fueron sus experiencias. Dentro del rubro de outsourcing la confianza es un peldaño invaluable. 
 
Otro de los principales problemas a los cuales se puede afrontar el cliente es que, dado que el colaborador técnicamente no forma parte de la nómina de la empresa, puede ser cambiado de posición o empresa, provocando una alta tasa de rotación de personal. 
 
Asimismo, muchos colaboradores que fueron contratador por una empresa de tercerización pueden no sentirse del todo parte de la empresa dado que están bajo contrato temporal. Esto puede generar que el colaborador intente cambiar de empleo, asegurándose una posición fija en otra compañía.

Empresas de outsourcing: ¿Contratar sus servicios o no contratar?

Por lo general, se opta por la externalización de empleo cuando se necesita personal y el foco principal de la empresa no está relacionado al reclutamiento de personal. En el mismo sentido, cuando se necesita un gran caudal de colaboradores para un proyecto también es común recurrir al outsourcing.  
 
En segundo lugar, para recurrir a la tercerización laboral es necesario identificar el costo/beneficio del servicio. Muchas veces la tercerización se justifica cuando la empresa necesita de un servicio puntual para un servicio, por ejemplo, en un proyecto IT o una asesoría jurídica. 

Otro punto a tener en cuenta es que existen diferentes estilos o grados de outsourcing. Por un lado, existen los servicios de tercerización total en donde se delega al 100% todas las funciones del área de recursos humanos, definiendo los lineamientos y prioridades en forma conjunta con los directores de la empresa.  
 
Y por el otro, existe un servicio de personal tercerizado parcial en donde la empresa solo se ocupa del reclutamiento y temas administrativos. En este escenario no hay lineamientos por parte del equipo de outsourcing de cara al colaborador.   
 
Por lo general el segundo estilo de empresas de subcontratación suele ser más conveniente y económico que el primero, en especial para aquellas empresas que quieren probar el outsourcing por primera vez.  

Gestionar el talento humano mediante una empresa especializada puede significar el inicio del éxito, ya que estará acompañado de la aplicación de las mejores prácticas de RR. HH y aumenta las posibilidades de acertar en la contratación. En síntesis, permite optimizar los recursos disponibles para lograr alcanzar los objetivos del negocio.